Piedra de Curacautín
Piedra de Curacautín

 

 Piedra de Curacautín

 

Según la leyenda en el fundo Monteverde, existía una piedra con grabados desde la época en que los indígenas se reunían una vez al año, a realizar el trueque de sus productos, hoy día esa piedra la encontramos en la plaza de Curacautín.

 

El territorio elegido por el General Urrutia tiene una ubicación estratégica, que muy bien describe un anónimo oficial de la época, aún en estos incompletos versos:

 

“Curacautín es un fuerte

No habiendo otro en la frontera

Muy abundante en madera

Está en medios de dos corrientes

Para evitar al traidor

Que lo formó un batallón de cuerpo civilizado

El Chacabuco afamado

Oda corazón de amor “